sábado, 24 de junio de 2017

TE OLVIDASTE DE RECORDAR


   Empezó lentamente, como una mancha viscosa que se extiende poco a poco y todo lo cubre. Un día abres un armario y te preguntas qué habías ido a buscar. O vuelves a casa y encuentras encendida una luz que jurarías que apagaste al salir. No le das importancia, hasta que una mañana, al levantarte, encuentras prendido el fuego de la cocina y piensas que debes centrarte más...

   Paulatinamente, el tiempo se detiene. Incluso tu reloj de arena interior se da la vuelta y todo regresa al principio, vuelve a empezar… La memoria juega contigo, sabe qué merendabas cuando jugabas en el parque, pero no qué has comido hoy.

  Olvidas quién eres. Los rostros, aun con rasgos del ayer, se vuelven todos iguales, desconocidos. 

   Quedas sumergido en un mar de recuerdos, donde el tiempo es siempre el mismo y te ahogas. Y cuando en ocasiones, como una ráfaga de viento, intentas averiguar cosas de ti, ya es demasiado tarde, te olvidaste de recordar.


Fotografia: Cyril Rolando


            

No hay comentarios:

Publicar un comentario