miércoles, 26 de julio de 2017

Y DE REPENTE… RAQUEL


   Bajé a la playa con la intención de sestear la tarde. Al instante, cerca de mí Raquel, la vecinita del tercero, extendió su toalla. Ya no le vi parecido con la niña que paseaba su muñeco en el coche para bebés por el parque. Se quitó el pareo y aquella estrella de mar tatuada en su espalda transformaba su piel. Su melena castaña, deslizándose sobre sus pechos, me hizo olvidar sus coletas de niña. Y sus caderas, cimbreándose al ritmo de la música del chiringuito, perturbaron mi mente.
   Aquella tarde, al descubrir de repente a Raquel, guardé mi niñez bajo la arena.



(Relato presentado al concurso de Editorial Zenda #UnMarDeHistorias)

(microrrelato publicado en www.cincopalabras.com 4ª semana Julio/17)



4 comentarios: