viernes, 4 de agosto de 2017

4 DE AGOSTO… NO PUEDO OLVIDARME DE TI


   Hoy no es un día cualquiera, no es un día como los demás. Nunca lo fue. Desde que te fuiste me acompaña tu ausencia, pero hoy más. Echo de menos tus sonrisas, tus miradas, tus silencios. Sé que ahora eres feliz, que estás donde tú querías. Pero aún así me gustaría tenerte conmigo. 
  ¿Sabes? Ahora cualquier cosa me recuerda a ti. El sonido del teléfono. El amanecer de un sábado. El colgante del coche. O simplemente, el cortar una rodaja de sandía. Soy así de tonto. Me he negado a retirar aquello que me habla de ti, para no olvidar tu recuerdo. Aunque sé que será difícil arrancarte de mi corazón. 
   Llevo días pensando en hoy. Cada vez que miraba el calendario solo veía tu nombre. Y ahora escribo pensando en ti, lo necesito, aunque las lágrimas me nublen la vista. Te quiero, a lo mejor no te lo dije lo suficiente, o me quedé con las ganas de decírtelo más.
   Hoy es 4 de agosto y de todo corazón te deseo feliz cumpleaños mamá.

(Relato dedicado a Pilar, mi suegra, que para mí fue como una madre)


4 comentarios:

  1. Preciosas letras para una fecha especial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael.
      Hay personas que te marcan, que significan mucho en la vida de alguien, que son muy difíciles de olvidar. Y ella es una de esas personas en mi vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Javier, ella siempre supo lo mucho que la querías, te adoraba. El 4 de agosto ya nunca será lo mismo, al igual que el 10 de abril. Pero en nuestros corazones permanece cada día. Es inolvidable una madre así.
    Gracias por quererla como si fuese tu madre, por darle tanto amor cuando más lo necesitaba, por los besos que le diste, que tanto le gustaban, por ser su moreno, por estar siempre ahí.
    Nunca olvidaré cómo se iluminaba su mirada al verte y cómo sonreía feliz.
    Mil gracias por querernos así.
    Besets al collet muy muy apretados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, muchísimas gracias por tu comentario, me has emocionado y no sabes cuanto.
      Ella siempre permanecerá en nuestros corazones, ella era puro amor, si buscásemos en el diccionario la definición de persona buena, seguro que aparece su nombre. Aunque parezca una tontería la echo mucho de menos, y tú también, ha dejado un hueco muy grande en nuestras vidas, la suerte es que permanece en nuestros corazones.
      Gracias de corazón por dejarme compartir mi vida contigo y con ella.
      Besets al collet, muchos.

      Eliminar